SCORE

En el punto más crítico de la pandemia, las empresas de propiedad de mujeres hispanas experimentaron cierres hasta dos veces más que las empresas de propiedad de hombres hispanos, incluso a una tasa del 30%, frente al 16%. La escasez de mano de obra y las restricciones causadas por el COVID-19 afectaron a las principales industrias que son el espíritu empresarial hispano: a los restaurantes, servicios de comidas y a la hostelería. En parte por esto, las mujeres están abandonando sus lugares de trabajo y han comenzado negocios a un ritmo exponencial. Algunos de los motivos que las impulsan son estos cambios de vida post-pandémicos, a las políticas laborales obsoletas y a proyectos que son apasionantes para ellas, entre otras razones. Si bien docenas de propietarios discuten acerca de la alarmante tasa de mujeres hispanas que han abandonado la fuerza laboral, SCORE ve esta situación como una oportunidad creciente para las empresas emergentes o startups.

Tanto a nivel nacional como mundial, los empleadores que tradicionalmente contratan labor pagándoles por horas están cambiando trabajadores permanentes por ocasionales o contingentes, y consolidando tareas. Este año, casi el 60% de las empresas de construcción, comercio minorista y mayorista, servicios públicos, transporte y comunicaciones dependerán de la mano de obra contingente. Una forma de combatir los cambios en el lugar de trabajo es que consideres la posibilidad de que te conviertas en contratista o proveedora independiente de tu antiguo empleador. Y, en segundo lugar, considera cómo tu producto o servicio se traduce en una empresa emergente que preste servicios a estas industrias de mayor auge.

Ya sea que estés iniciando una empresa que presta servicios a otras empresas (B2B o Business to Business en inglés) o seas una emprendedora que brinda servicios directamente al consumidor (B2C o Business to Consumer), como dueña de empresa, es posible que también puedas considerar industrias y oficios desatendidos. Estas industrias tradicionalmente desatendidas, como el transporte y las logísticas, la administración de desechos y las reparaciones del hogar, necesitan una inyección de mano de obra y de prestación de servicios; lo que muy pocas mujeres han considerado. Pensando de manera creativa, podrías aprovechar estas oportunidades asumiendo el trabajo por ti misma como contratista independiente, lanzando una empresa de recursos humanos y subcontratando el trabajo, o contratando la mano de obra y asumiendo los proyectos como proveedora directa.

Lograr diferenciarse de la competencia también es fundamental para las empresas emergentes, especialmente aquellas que son propiedad de mujeres hispanas. Certificar a tu empresa como de propiedad de mujer o de propiedad hispana crea diferenciadores clave cuando compites por una licitación o proyecto. Las certificaciones profesionales pueden ser especialmente importantes cuando ingresas a un nuevo oficio o industria de alta demanda que no suele ser desempeñado por mujeres como, por ejemplo, salud y seguridad ambiental, construcción o ingeniería mecánica. La certificación agrega un nivel de visibilidad y confianza en tu servicio.

A medida que comienzas o escalas, ¿qué puedes hacer para exhibir mejor tu empresa propiedad de mujer hispanas y obtener más negocios?

Muchas agencias gubernamentales y corporaciones tienen presupuestos y proyectos destinados exclusivamente a empresas certificadas como de propiedad de mujer. De hecho, el gobierno de los Estados Unidos es uno de los mayores compradores de bienes y servicios del país. En junio, el presidente Biden ordenó a las agencias federales que aumenten los gastos de contratación de empresas pequeñas y desfavorecidas en un 50% para los próximos cinco años. Para sacar provecho de este cambio, es importante que tengas los documentos y la estructura necesarios. ¿Sabías que los mentores voluntarios de SCORE pueden ayudarte a identificar tus NAICS o códigos de categoría de servicio, y a inscribir tu empresa en SAM.gov, dos de los pasos básicos que necesitas para venderle al gobierno?

Los mentores de SCORE también pueden ayudarte a planificar y desarrollar tu estructura comercial y tus estrategias de comercialización para que puedas abordar clientes más grandes y crecer como proveedor de organizaciones gubernamentales y del sector privado. Lo que es mejor, SCORE tiene mentoras increíbles de habla hispana como Lorraine Wardy y Zoila Sanguinetti quienes, como ex propietarias y líderes de negocios, conocen de primera mano los desafíos que enfrentan otras mujeres hispanas al dirigir sus negocios. Superaron estos desafíos y dieron la vuelta para devolverle el favor al próximo emprendedor: tú.

Como mujer hispana propietaria de un negocio ya formas parte de una generación empresarial líder. Es hora de optimizar, escalar, crecer y reclamar una parte más grande de una economía en crecimiento, con SCORE.

About the Author(s)

Conchie Fernandez Headshot

Conchie Fernández is the founder of CF Creative, a business development, communications and tech enablement consulting firm based in South Florida that helps small and minority-owned companies to scale and expand their service footprints in public and private sector supply chains

Founder, CF Creative
Retos que la mujer hispana enfrenta al lanzar un negocio y cómo sobrellevarlos